PCD · jueves 23 de noviembre · 2017
Búsqueda Avanzada

Estudio Comparativo: Modelos de Centros de Medios, Arte y Tecnología / Conclusiones.

.

Conclusión

El panorama luego de pasar por cada uno de los aspectos de este estudio, es claro. Existe un contexto y una historia de la relación arte, ciencia y tecnología que ha sido vital en tanto campo de producción de vanguardia en las artes, así como también una interesante fuente de desarrollo de pensamiento social crítico sobre los fenómenos socio-culturales, relacionados a las transformaciones de la vida cotidiana, producidos por la ciencia y las tecnologías.

Chile no ha sido ajeno a estos procesos. Si bien no cuenta con un contexto constante y fluido, que lo convierta en un polo de desarrollo a nivel mundial, es rico en experiencias desde la segunda mitad del siglo XX en adelante, y con mucha fuerza y pujanza desde los años 90'.

Los espacios para el arte en Chile han tenido una consecuencia y línea de gestión cultural que ha estado fuertemente vinculada al ámbito de la exhibición y difusión de las artes. El paradigma que trata de reflejar este estudio, es la necesidad de transformación de la mirada hacia la creación de lugares de producción de arte contemporáneo, que brinden espacios profesionales para la investigación, formación, producción y extensión para el arte. La transversalidad, transdisciplianriedad de la creación e investigación en arte y cultura en la actualidad, de una u otra forma, está llevando a que los gestores y actores de la cultura fijen estrategias que vinculen, articulen y colectivicen la transferencia de conocimiento y amplíen los canales de difusión e intercambio.

La idea de creación de un espacio público para la producción e investigación, que funcione como un Modelo Prototipo de Laboratorio de Arte y Tecnología, es una visión fundamental de este estudio que queremos reforzar. La apertura de un lugar de encuentro, diálogo, reflexión, participación y uso ciudadano, que tenga la versatilidad para poder ser implementado en otras regiones de Chile, es el objetivo principal de este proyecto. En temas de política pública, es necesario un avance profundo que esté conducido hacia la ampliación de las dinámicas actuales, donde la cultura tiene que jugar un rol más activo de participación y diálogo. Existe un sin número de estudios que apuntan sus miradas hacia los avances logrados en temas de acceso a la tecnología, lo que hace falta en este sentido es la integración a la Estrategia Digital de sectores de la cultura que han tenido una amplia participación en estos temas. La convergencia entre arte, ciencia y tecnología no sólo tiene repercusiones en el campo simbólico, sino que también en el amplio espectro de la cultura y de las relaciones intersubjetivas y sociales en la sociedad actual.

En el mundo existe una amplia gama de espacios que trabajan sobre la convergencia arte, ciencia y tecnología, que dialogan y reflexionan en forma común y muchas veces articulados en redes de cooperación e intercambio, que articulan discurso y desarrollan producciones e investigaciones que resultan muy importantes para el pensamiento social y el arte actual. Es en este panorama, bajo el cual una red de espacios culturales, que tienen como eje un Modelo Prototipo de Laboratorio de Arte y Tecnología en nuestro país, se asoma como una de las iniciativas y proyectos más interesantes en cuanto a la articulación territorial, asociativa y participativa de espacios para la producción e investigación de arte en Chile. Las tecnologías de la información y comunicación son mucho más que instrumentos o dispositivos. Son parte de una transformación profunda en las formas en que nos relacionamos como sociedad, y es en esta coyuntura que los modos de reflexión, de análisis, de investigación y de producción simbólica y cultural, son necesarios e impostergables para acompañar y participar de estos procesos.

Recorriendo a grandes rasgos los modelos de gestión cultural de los espacios más emblemáticos de la cultura en nuestro país, se hace muy evidente la similitud en las características de diseño y metodologías de estos. Las políticas de exhibición y formación son las que rigen y han sido prioritarias tanto para centros culturales como para museos y galerías. Han cumplido con una labor continua de promoción y extensión de las artes, cumpliendo un rol de suma importancia en este sentido.